Actualidad

Es necesario cambiar nuestros hábitos de consumo para salvar el planeta

Mare Terra Fundació Mediterrània

El trabajo de Mare Terra Fundación Mediterrània es incesante, constante en el tiempo y efectivo en una sociedad que pide un mundo más limpio, sostenible y solidario.

Noticias

5 noviembre 2021

Más de 150 personas han participado en la 29ª edición del Curso Científico de Mare Terra

Cada año, en España, generamos más de 137 millones de toneladas de residuos, de los cuales un 48% acaba en vertederos. A escala mundial, tiramos anualmente un tercio de toda la comida que producimos. Estas preocupantes cifras y otras las han analizado hoy al XXIX Curso Científico de Mare Terra Fundació Mediterrània, que organiza junto con la URV, titulado: “Nuestros hábitos de consumo”.

Más de 150 personas han participado en esta jornada en la cual se han analizado los hábitos de consumo actuales, y se han propuesto alternativas y metodologías más sostenibles, porque todas podemos cambiar nuestros hábitos, a pesar de que se ha coincidido que es necesario cambiar el sistema consumista y regular la problemática.

Las mentiras en la alimentación, el derroche y la reciclabilidad de sus envases ha sido uno de los temas centrales del curso, con el divulgador Miguel Ángel Lurueña, la periodista Cristina Fernández, y Raquel Iglesias, creadora del sello de reciclabilidad real.

También se ha planteado cómo se puede tener un ocio más sostenible, y como la pandemia ha afectado a nuestros hábitos de consumo, con Gisela Pahissa y la investigadora de la URV, Maria de Mar Pàmies.

Para acabar, en la mesa redonda, se ha reflexionado sobre qué pasa con todos los residuos que generamos, porque las personas todavía no separamos, o que es el que entendemos por conciencia ambiental. La mesa estaba integrada por la consejera del Ayuntamiento de Tarragona, Elvira Vidal, el gerente de Sirusa, Armengol Grau, y Albert Vilalta de Ecoplanta.

En definitiva, las personas tenemos que asumir una responsabilidad como consumidoras y ser críticas, a la vez que hay que exigir al tejido empresarial y administraciones, que fomenten estos cambios y se legisle de forma efectiva.