La Plataforma en Defensa del Ebro pide una comisión científica contra el Plan Hidrológico

Otros
Publicado en Viernes, 20 Junio 2014
AddThis Social Bookmark Button

El presidente de la Plataforma en Defensa del Ebro, Manolo Tomàs, ha pedido este miércoles al Govern que "blinde" las Terres de l'Ebre contra el Plan Hidrológico del Estado con la creación de una comisión científica que recabe información para afrontar un eventual proceso judicial.

En la comisión parlamentaria de Territori i Sostenibilitat, a la que ha eludido acudir el presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), Javier de Pedro, Tomàs ha afirmado: "Si el adversario --el Estado-- quiere confrontación social y política, nosotros la reconduciremos al debate técnico".

Concretamente, ha urgido a la Generalitat a la creación antes de julio de una comisión técnica con seis científicos --tres propuestos por la Plataforma y otros tres por el Govern-- con el fin de recoger documentación para "tenerla al día" en caso de que el plan llegue a los tribunales.

También ha solicitado al Govern, con quien tiene una relación "cordial y de trabajo conjunto", la elaboración de un informe específico sobre el posible deterioro del delta.

El responsable de la plataforma ha dicho que la aplicación del actual plan puede suponer "la muerte del delta", y lo ha tachado de irreal y chapucero, puesto que hace un reparto político del agua sin ninguna aportación científica.

Además, ha alertado de que su implementación puede tener un impacto socioecónomico en el territorio y afectar negativamente la agricultura, la pesca y el turismo del Delta del Ebro.

Todos los grupos, a excepción del PP, han deplorado la ausencia del presidente de la CHE, lo que la portavoz de CiU en la comisión, Meritxell Roger, ha considerado un "menosprecio", y casi todos han rechazado la actual propuesta de Plan, si bien C's ha matizado sólo que se atiendan los avisos de los científicos.

El fundador de la Fundación Nova Cultura de l'Aigua, Pedro Arrojo, ha cargado contra las más de nuevas 400.000 hectáreas de regadío que prevé el Plan porque son insostenibles, y ha defendido la necesidad de reducir hectáreas para "tener garantías en el cambio climático".

"No prevenir los eventos extremos --como la sequía-- es de una temeridad e irresponsabilidad clamorosa", ha expresado, y ha alertado de que el estado del agua es mucho peor de lo que predica el Ministerio, además de avisar del incremento de la salinización.

El catedrático de Ecología de la Universitat de Barcelona (UB) Narcís Prat ha afirmado que el Plan es propio de una gestión del agua del siglo XIX y no del XXI, y ha dicho que el documento técnico parece "totalmente falsificado", puesto que no contiene disposiciones científicas, sino informes de consultoras contratadas por el Estado.

Joomla 1.6 Templates designed by Joomla Hosting Reviews

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Saber más.

Acepto las Cookies de este sitio web.