El 40% de las balsas de los bomberos no estarán operativas por falta de agua

Vigilancia y Control
Publicado en Martes, 25 Septiembre 2012
AddThis Social Bookmark Button

El 40 por ciento de las balsas de la demarcación de Tarragona destinadas a la extinción de incendios forestales no estarán operativas dentro de unos meses si no llueve, según aseguran los Bombers de la Generalitat. El responsable es la sequía que sufren las comarcas de Tarragona desde hace meses. Todas las balsas se abastecen de forma natural, a través de minas, del agua de lluvia, etc. Y actualmente es mucho más el líquido que se evapora que el que llega.

En la demarcación de Tarragona existen un total de 356 puntos de agua exclusivos para la extinción de incendios. La mayor parte de dichas balsas –un cuarenta por ciento– son propiedad del Departament d’Agricultura, una cuarta parte corresponden a las agrupaciones de defensa forestal (ADF), un diez por ciento son propiedad de los Bombers de la Generalitat, mientras que el resto son de propiedad privada, aunque los dueños solicitaron en su día subvenciones con el compromiso de tener dichas balsas llenas como mínimo un 80 por ciento durante los meses de verano.

De estas 356 balsas, sólo una se encuentra tapada. Está ubicada en el término municipal de Riba-roja d’Ebre. No se alimenta de forma natural de agua sino que los bomberos tienen que rellenarla con los camiones.

Un cinco por ciento de las balsas están vacías, totalmente fuera de servicio porque el nivel del agua no supera el metro y medio, la altura mínima para que un helicóptero –que carga entre 800 y 1.200 litros, según la cantidad de combustible que lleve– pueda succionar el líquido.

La zona más afectada por esta sequía son las comarcas situadas en el interior de la demarcación, principalmente Ribera d’Ebre, Terra Alta, parte del Baix Ebre, Baix Camp, Priorat y Conca de Barberà. En algunos de estos puntos hace más de un año y medio que no llueve.

Bombers ultima un análisis de la situación para mejorar y ampliar la red actual de balsas para disponer de un diagnóstico de la situación real de la red de puntos de agua para incendios forestales y para analizar cuáles son las mejores soluciones para minimizar el impacto de la sequía severa que estamos sufriendo. El objetivo es que haya un punto de agua cada 500 hectáreas de superficie forestal o que se pueda quemar.

Informa: Diari de Tarragona

Joomla 1.6 Templates designed by Joomla Hosting Reviews

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Saber más.

Acepto las Cookies de este sitio web.