Mediterrània presentará al fiscal de Medio Ambiente un informe con las dudas que genera la venta de la incineradora de Constantí

Notícias
Publicado en Miércoles, 19 Noviembre 2014
AddThis Social Bookmark Button

El próximo miércoles 26 de noviembre al mediodía, una representación de Mare Terra Fundació Mediterrània se reunirá con el fiscal de Medio Ambiente de Tarragona, Ignacio Monreal. La entidad ambiental presentará al fiscal un informe elaborado por su servicio jurídico en el que plantean una serie de incógnitas en torno a la venta de la incineradora de Constantí.

Se trata de un documento que los juristas de Mare Terra han confeccionado durante las últimas semanas, después de investigar si podría existir algún tipo de ilegalidad en este proceso de venta iniciado por la Generalitat. Tras el encuentro con Ignacio Monreal, la entidad decidirá si lleva adelante el caso y lo denuncia ante la justicia.

Todo empezó en enero de 2013, cuando la Agència Catalana de Residus anunció que ponía a la venta esta planta gestionada por Grecat (Gestió de Residus Especials de Catalunya) por 42 millones de euros, sin encontrar comprador. Un año y medio después, volvió a intentarlo, aunque disminuyendo el precio de salida hasta los 7,3 millones. Es decir, en poco más de un año, ha reducido el valor de la planta (la única de este tipo que existe en la Península Ibérica) de manera drástica.

Mare Terra Fundació Mediterrània considera que un asunto tan importante para la salud de las personas y el medio ambiente como es la gestión de los residuos industriales especiales (antes conocidos como 'tóxicos y peligrosos') no puede estar únicamente en manos de una empresa privada. La fundación defiende que la seguridad de las personas y del territorio es un servicio público y, por lo tanto, no se debería buscar un beneficio económico. También recuerda que la gestión de la incineradora ya se encuentra en manos privadas. La entidad ecologista, asimismo, cree que la sustancial rebaja que se ha realizado en el precio de salida podría ser ilegal, ya que se trata de dinero público.

Finalmente, Mare Terra también tiene sus dudas sobre el secretismo con el que se ha llevado a cabo todo el proceso, teniendo en cuenta que la fundación forma parte de la comisión de seguridad de la planta y no ha recibido ningún tipo de información sobre esta operación. En este sentido, el presidente de la entidad, Ángel Juárez, ha explicado que "ellos están acostumbrados a trabajar de una manera totalmente opaca, y no debería ser así, teniendo en cuenta la función que cumplen". "De hecho", ha continuado Juárez, "todo el mundo se enteró por la prensa de que estaban estudiando si destruir una parte de las armas químicas procedentes de Siria. No lo sabía ni el Ayuntamiento de Constantí. Y cuando hablamos de la seguridad de las personas y de dinero público, es necesario que la información sea clara y todos podamos saber qué se está cociendo".

Joomla 1.6 Templates designed by Joomla Hosting Reviews

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Saber más.

Acepto las Cookies de este sitio web.