Artículos

  • Notícias

    Número de Artículos: 918
    • Cooperación y Solidaridad

      Número de Artículos: 9


    • Difusión y Sensibilización

      Número de Artículos: 9


    • Premi Ones

      Número de Artículos: 73


    • Red Internacional de Escritores por la Tierra

      Número de Artículos: 115


    • Educación Ambiental

      Número de Artículos: 18


    • Naturaleza

      Número de Artículos: 96


    • Vigilancia y Control

      Número de Artículos: 15


    • Denuncias

      Número de Artículos: 16


    • Otros

      Número de Artículos: 342


    • Curso Científico

      Número de Artículos: 25

      La sala de actos del Ayuntamiento de Tarragona fue el escenario este martes de la entrega, por parte de Mediterrània-CIE alcalde de la ciudad, de las conclusiones del decimonoveno curso científico que esta entidad realizó a finales del mes de marzo. El documento es fruto de las aportaciones de los casi cuarenta ponentes que participaron en este evento y formará parte del Plan Tarragona 2022 que será el instrumento que aglutinará todos los planes territoriales y sectoriales que actúan de una u otra forma sobre el término municipal de Tarragona.

      Ángel Juárez, Presidente de Mediterrània-CIE, destacó "las numerosas aportaciones realizadas por los ponentes porque han permitido elaborar un documento que propone acciones muy importantes para la mejora medioambiental y social de la ciudad de cara a un futuro inmediato".

      Entre las propuestas incluidas en las conclusiones está la creación del SEMMAT, el Servicio de Mediación Medioambiental de Tarragona, órgano que haría de mediador entre las empresas químicas, administración y mecanismos judiciales en caso de producirse cualquier accidente, incidente, contaminación o derrame.

      El Alcalde de Tarragona, Josep Fèlix Ballesteros, se comprometió a "poner en marcha este servicio, bajo la coordinación de Mediterrània-CIE, en tres meses una vez se hayan celebrado las próximas elecciones municipales del mes de mayo se haya formado el nuevo equipo de gobierno”.

      A continuación os adjuntamos las conclusiones resumidas, un amplio documento donde podréis comprobar que se proponen acciones en todos los ámbitos del medio ambiente y la comunicación, los dos ejes de trabajo del curso celebrado este año.


      APORTACIONES DE MEDITERRÀNIA-CIE AL PLAN TARRAGONA 2022 DERIVADAS DE LAS PONENCIAS DEL DECIMONOVENO CURSO CIENTÍFICO.

      Por sus características, y muy especialmente por la industrialización, la ciudad de Tarragona requiere unos planes de desarrollo y control medioambiental mucho más estrictos que otros municipios con el mismo número de habitantes y con un entorno geográfico similar. La presencia de las químicas y del puerto y la proximidad de las nucleares, obligan a presentar estas conclusiones.

      En Catalunya, fruto de la producción energética generada en las comarcas de Tarragona, un 20 por ciento del consumo real es posible gracias a las centrales nucleares, cuatro puntos por debajo del consumo de Gas Natural (24,9%) y aún más lejano del de petróleo (48,2%). La tendencia actual y la de los próximos años, a corto plazo, mantiene el incremento del consumo.
      Hay advertencias claras, con datos a nivel mundial que también incluyen nuestro entorno más inmediato y que indican lo siguiente:

      Las energías renovables son una alternativa a medio o largo plazo ya que con la tecnología que hoy se conoce, no es suficiente para satisfacer las necesidades humanas al ritmo de desarrollo de nuestra sociedad.

      Las medidas pasan por fomentar el ahorro y la eficiencia energética, impulsar nuevas fuentes de energía renovable, desarrollar las infraestructuras que se necesiten para acoger las nuevas fuentes, apoyar la Investigación + Desarrollo y la innovación tecnológica en el ámbito energético y, por último, aumentar la concienciación social.

      La ciudad de Tarragona debe sumarse al Plan diseñado por la Unión Europea con el objetivo de luchar contra el cambio climático y que compromete a los países miembros a reducir las emisiones de CO2 en un 20% antes del año 2020, a mejorar la eficiencia energética otro 20 por ciento y a consumir otro 20% de energías renovables.

      Se aplicará una política de ahorro de transporte también en aquellas zonas industriales donde se producen muchos desplazamientos de los trabajadores de las empresas como los polígonos.

      La convivencia entre la población de Tarragona y las empresas químicas ha sido, desde un principio, obligada y no ha comportado ningún capítulo de desavenencias demasiado grave.

      A pesar de las explicaciones de los dos portavoces de la química de Tarragona en el curso, se mantiene la sensación por parte del ciudadano que las escucha que hay cierta parte de la información que no se quiere dar a conocer y que se explican verdades a medias. Hay que pedir más transparencia.

      Se puede hablar de los estudios sobre concentraciones de contaminantes en los polígonos Norte y Sur de Tarragona, zonas urbanas o residenciales y otros espacios más alejados de la presencia de las industrias químicas. Con los resultados del año 2002 en la mano y comparándolos con los de 2009, se puede afirmar, por ejemplo, que se ha producido una reducción de las dioxinas pero que había aumentado en las zonas de carácter residencial fruto del incremento del tráfico y su actividad.

    • Río Francolí

      Número de Artículos: 10
    • La Veu TV

      Número de Artículos: 38
  • Galería de Imágenes

    Número de Artículos: 5
  • Mare Terra

    Número de Artículos: 12
  • Contacto

    Número de Artículos: 2
  • Contenido Estático

    Número de Artículos: 1
  • Sin categoría

    Número de Artículos: 1
  • Cooperación y Solidaridad

    Número de Artículos: 1
  • Difusión y Sensibilización

    Número de Artículos: 0
  • Áreas de Mediterrània

    Número de Artículos: 4
Joomla 1.6 Templates designed by Joomla Hosting Reviews

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Saber más.

Acepto las Cookies de este sitio web.