¿Qué hacer o no en una playa española? Depende del último bando municipal

Notícias
Es va publicar el divendres, 12 agost 2016
AddThis Social Bookmark Button

La ausencia de una ley nacional y el exceso de normas locales convierte la visita a la playa en una aventura en la que llevar mascotas, reservar un sitio con la sombrilla, acampar, practicar nudismo..., se puede hacer, o no, en función del último bando municipal o del organismo competente de turno.
Aunque la Ley de Costas es una norma de uso general para todo el territorio español, "contiene lagunas legales que son empleadas por comunidades autónomas con ciertas competencias como Andalucía y Cataluña o por ayuntamientos e incluso por algunas diputaciones y mancomunidades de municipios para introducir diversas regulaciones", ha explicado a Efe Antonio Reina, letrado especializado en esta legislación. Reina lamenta este excesos de normativa reguladora porque constituye una barbaridad que conduce a un constante choque de competencias: es absurdo que las playas de un municipio dispongan de una norma y en las de al lado se aplique otra diferente. De hecho, destinar áreas específicas para naturistas, militares, homosexuales o animales supone una privatización parcial que incumple la Ley de Costas, ha explicado a Efe Antonio Alcedo, presidente de la Asociación Profesional de Playas y Medio Ambiente (Apyma), ya que ésta no permite la exclusividad y determina que la playa es libre y gratuita.

Respecto a los animales, su presencia “no está permitida en toda la costa española durante las 24 horas del día”, asegura este experto, por motivos sanitarios: “los orines de los perros provocan la aparición de pulgas a consecuencia de las elevadas temperaturas”. Según fuentes consultadas por distintas delegaciones de Efe, el litoral español reserva algunas playas para la presencia de canes como la de Bocabarranco (Las Palmas), Figueretas (Ibiza), El Rinconín (Asturias), Llevant (Barcelona) o varias en Águilas (Murcia). En Vigo, los perros tienen restringido su acceso sin excepciones durante los meses de verano aunque el ayuntamiento quiere habilitar varios espacios, una situación idéntica a la de La Coruña, que prohíbe su presencia entre el 1 de junio y el 30 de septiembre. Valencia usa una ordenanza municipal para impedir el paseo y la permanencia de todo animal en cualquier época del año, salvo los perros lazarillos, aunque recientemente ha acotado una zona especial en la playa de Pinedo, lo que ha forzado la retirada de su bandera azul.

Respecto al tabaco, Alcedo explica que “fumar no está prohibido por la Ley de Costas, por mucho que algunos municipios hayan inhabilitado esta actividad” en algunas zonas gallegas o levantinas para reivindicar las “playas sin humo”. No obstante, las colillas “además de ser visualmente repugnantes, generan una contaminación muy elevada” y, al no existir una maquinaria específica para su extracción, su retirada conlleva una “ardua labor”, sobre todo en litorales pedregosos como los de las costas granadinas o los finos arenales gaditanos y onubenses. Mogán (Las Palmas) fue uno de los primeros municipios españoles que fijaron espacios marítimos donde está prohibido el tabaco y su uso supone una infracción leve con 450 euros de multa. Valencia permite fumar, pero su consistorio organiza campañas de concienciación mediante el reparto de ceniceros, mientras que Santander deja fumar en toda la costa excepto en zonas infantiles de las playas de los Peligros y el Sardinero.

Las “carreras de primera hora” para apoderarse del mejor sitio con la sombrilla como han mostrado tantos reportajes en Benidorm (Alicante) tampoco son legales, recuerda el presidente de Apyma, porque“las playas no tienen dueño, no se paga por acudir y no se pueden privatizar bajo ningún concepto”, ya que “son de todos los españoles”, según explican la Ley de Costas y la Constitución.

Los nudistas tampoco deberían esconderse, en su opinión, porque “salvo que lo diga un tribunal nada impide que una persona se bañe desnuda si quiere, siempre que no incurra en prácticas que conlleven alteración del orden público como el exhibicionismo, el morbo o el sexo”.

Más información: EFEverde

Joomla 1.6 Templates designed by Joomla Hosting Reviews

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Saber más.

Acepto las Cookies de este sitio web.