Reserva la teva entrada gratuïta als Premis Ones 2018



Meatzaldea Bizirik: 'La calidad del aire'

Notícias
Es va publicar el divendres, 31 octubre 2014
AddThis Social Bookmark Button

El grupo ecologista vasco Meatzaldea Bizirik Ekologista Taldea sigue batallando contra las emisiones realizadas por empresas como Petronor, que están afectando de manera directa a muchos ciudadanos de diferentes municipios a través de la calidad del aire. Damos todo nuestro apoyo a nuestros compañeros del norte y a continuación os dejamos con un artículo en el que explican el problema que están sufriendo desde ya hace demasiado tiempo.

'La calidad del aire'

En Muskiz (y Abanto-Ciervana, Zierbena, Ortuella, Trapagaran…) dicen que la calidad del aire que respiramos es buena, y nos preguntamos, ¿será que es Chanel nº 5 el olor que se expande? ¿Somos tan bastos que no lo sabemos apreciar?

Estamos hartos de que desde el Gobierno Vasco y todas las instancias relacionadas, ayuntamientos y Petronor, repitan al unísono que la calidad del aire es buena mientras nuestro olfato, nuestros ojos y pulmones nos dicen lo contrario.

Es necesario para entender semejante enajenación entrar en el estudio de lo que ellos califican como bueno: un conjunto de valores de determinadas sustancias que están en el aire y que son detectadas por las cabinas de calidad del aire.

Para ello, tenemos que ver primero qué detectan, porque lo que no detectan no existe. Aquí las tres que tenemos son diferentes, cada una registra diferentes parámetros, siendo la menos completa la de la estación de Muskiz. Segundo: dónde están colocadas, por ejemplo la de Abanto está en el ayuntamiento, lejos del foco de emisión. Tercero: la dirección y fuerza del viento; y cuarto, el umbral de detección, ya que por debajo de un nivel no registran.

Con estos datos se valora si estas emisiones cumplen la legalidad vigente. Para algunas sustancias como el tolueno y el xileno no hay límites fijados, así que echen lo que echen nunca se pasan; para otros como el benceno, solo hay una media anual, así que aunque tengan escapes, mientras la media esté bien, tampoco se pasan. Otras, como el SO2, pueden pasarse hasta 24 ocasiones al año, sin un límite máximo, etc.

Es necesario distinguir legalidad de bueno o sano o no nocivo para la salud. Que sea legal no implica que los límites se hayan establecido en base a estudios científicos que certifiquen que por debajo de esos niveles no hay daño. Las leyes siempre van muy retrasadas respecto a la evidencia científica, como ejemplo podemos poner el amianto, su  prohibición en España fue en el 2001, muy por detrás de otros países y más de 20 años después de saber que producía cáncer (mesotelioma).

Hay evidencia científica más que suficiente para decir sin ninguna duda que junto a una refinería el aire no puede ser “bueno”. Otra cuestión es el grado de control de las emisiones y los límites establecidos, que generalmente se colocan en común acuerdo con las propias empresas contaminantes, según lo que ellas pueden aceptar, según lo que llaman “las mejores técnicas disponibles, MTD”. Pero sabemos que en el caso de las petroquímicas no se han actualizado desde el 2006, porque no les interesa ya que implicaría tener que mejorar sensiblemente sus instalaciones y aumentar  los costes de producción y disminuir los márgenes de beneficio, que es lo que realmente les mueve.

Por supuesto, siempre considerando que no se hacen ‘trampas’, que aquí todos los registros son verdaderos, que siempre funcionan bien, que no se maquillan resultados,… Así que siempre que nos hablen  de que el aire de Muskiz (y los demás municipios circundantes) es bueno, tendremos que ponerlo entre comillas y seguir dando valor a lo que nuestras papilas olfativas nos detectan, que es probable que sean más fiables… y por supuesto, no dudéis en llamar al 112 si os parece que se ‘están pasando’.

Meatzaldea Bizirik Ekologista Taldea

 

Joomla 1.6 Templates designed by Joomla Hosting Reviews

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Saber más.

Acepto las Cookies de este sitio web.